Tiro por la culata

APUNTES

Manuel Rosete Chávez

“Erick Cisneros Burgos trabajó, en 2010, en el área electoral para la campaña de Dante”

Yo

Tanta sombra les hace el actual auditor estatal Lorenzo Antonio Portilla Vásquez a quienes buscan sucederlo o a quienes afecta con la revisión de las Cuentas Públicas y sus consecuencias legales, que en venganza filtraron una nómina del Orfis como si eso fuera a causar un trauma social o se generara un escándalo mediático de proporciones mayúsculas. ¡Nada de eso! Al contrario, lo que provocaron fue una carambola de tres bandas a favor de Portilla Vásquez, porque por una parte acrecentaron su protagonismo; por otra, generaron una aclaración contundente de su parte apelando al Portal de Transparencia y, finalmente, permitieron exhibir los sueldos de otros titulares de organismos autónomos como el OPLE, la UV, el TEJAV, el IVAI, la CEDH y hasta el mismísimo fiscal Jorge Winckler, que tienen sueldos mensuales que van de los 85 mil a los casi 140 mil pesos, mientras que el auditor estatal gana cerca de 74 mil pesos mensuales por debajo del sueldo del gobernador del estado. Sin duda, a quien se le haya ocurrido la ideota de exhibir sueldos, logró escupir pa´rriba… y pasó raspando a otros. Así suelen comportarse los desesperados.

La estafa yunista

El dinero público de los veracruzanos ha sido usado con malvada discrecionalidad al menos por los tres gobiernos estatales que precedieron al actual y la historia reciente va dejando al descubierto que el mini gobierno de Yunes Linares resultó insaciable para mal administrar los recursos públicos. Así lo van demostrando todos los casos que van saliendo a la luz y que ya se ventilan en los ámbitos judiciales, federales por cierto.

En todas las áreas de la administración yunista hay casos y señalamientos, el más reciente es el que en breve anunciará el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis) tal como lo anunció León David Jiménez Reyes, diputado presidente de la Comisión permanente de Educación del Congreso del Estado.

Se sabe que la institución a cargo de Lorenzo Antonio Portilla Vásquez está haciendo un trabajo digno de reconocimiento al revisar minuciosamente las Cuentas Públicas 2017 y 2018 y está próxima a presentar una segunda denuncia de hechos en contra de exservidores públicos e integrantes del patronato de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), ahora por daño patrimonial superior a los 30 millones de pesos en el ejercicio fiscal 2017.

El legislador que también forma parte de la Junta de Gobierno de la UPAV admitió que durante la revisión de la Cuenta Pública de 2018 también podría registrarse otro presunto daño patrimonial. Es decir, que al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares le sigue saliendo la mugre en el manejo de las finanzas y la danza de los millones sigue y sigue haciendo evidente que la verdadera Estafa Maestra para los veracruzanos fue la yunista.

Mientras tanto, el Orfis sigue haciendo un buen trabajo y ganando credibilidad a base de resultados. Hay que recordar que el 12 de marzo de este año, la Dirección Jurídica del Ente Fiscalizador presentó una denuncia de hechos por un daño patrimonial de más de 361 millones de pesos por el ejercicio fiscal 2016 y fue en contra de exservidores públicos de la UPAV, así como en contra de miembros del patronato Alianza para el Aprendizaje A.C. Esto tan sólo en la UPAV, y en otras instituciones de educación superior no cantan mal las rancheras. ¿Verdad, Sarita?

Policías asesinos

La nota de la compañera periodista Yhadira Paredes sobre los cuatro embolsados de Maltrata, es lo más preocupante que hemos leído en los últimos días. Las versiones que han circulado desde que arrancó la actual administración, llamaban a la reflexión y a la zozobra porque se trata de los mismos que dejó sembrados Fidel, luego Javier Duarte y, finalmente, Miguel Ángel Yunes, o sea un cartel debidamente organizado con todas las ventajas que da el poder: armas, equipo e impunidad. La información periodística dice que elementos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) pudieron participar en la desaparición forzada de al menos dos personas de las cuatro que fueron localizadas desmembradas y embolsadas en un camino vecinal de Maltrata, mismas que habían sido reportadas como desaparecidas el pasado 5 de agosto.

El Fiscal General del Estado, Jorge Winkler Ortiz, dijo que tras el hallazgo realizado el 8 de agosto en el kilómetro 242+700 se llevaron a cabo las diligencias para la identificación de los cuatro cuerpos del sexto masculino.

Se identificó a los hermanos Brian e Irving, de 26 y 23 años respectivamente, originarios de Río Blanco y reportados como desaparecidos el 5 de agosto, así como Jonathan Paul, de 28 años, y Clemente, de 60 años, ambos originarios de Teziutlán, Puebla, pero con domicilio en Río Blanco, el último también con denuncia presentada por desaparición. 

En el caso de los hermanos Brian e Irving dijo que los familiares acusaron que elementos uniformados se los llevaron y fueron devueltos en bolsas negras. 

Se citan fuentes abiertas que se concatena con la investigación que tiene la Fiscalía Especializada en Búsqueda de Personas Desaparecidas, por la probable desaparición forzada cometida con estas personas”.

En su mensaje señaló que testigos refieren haber visto patrullas de Seguridad Pública del estado y elementos de dicha corporación que ingresaron al domicilio de las víctimas, se los llevaron esposados y con golpes y patadas a bordo de las unidades.

Posterior a esto, los familiares acudieron a los centros de detención de la policía estatal, municipal y de la UECS para obtener información, sin suerte. 

Winkler Ortiz señaló que la línea de investigación apunta a la posibilidad de un hecho de desaparición forzada de personas o de colaboración con la delincuencia organizada para entregarlas. Finalmente, indicó que todo indica que las cuatro personas fueron desmembradas aún con vida. 

Obviamente, a Jorge Winckler no le conviene, por nada del mundo, inventar una hipótesis de este tamaño, culpar del crimen de cuatro personas a un grupo de policías del estado, de esos que maneja Hugo Gutiérrez, de este  diabólico crimen, si no tiene los pelos de la burra en la mano. Porque si algo ha mostrado Winckler en este periodo de guerra es más inteligencia que sus adversarios. No es posible que le estemos pagando a una persona para que cobre, junto con sus contlapaches, como secretario de Gobierno y solo se dedique a amenazar mediáticamente al Fiscal, e ir de visita, cada rato, a la Editora del Estado donde le inventan tonterías para justificar su presencia.

REFLEXIÓN

Y estando a medios chiles, Chico Fuentes (el conseguidor) vocifera que entregó 15 millones de Bahena y otros quince a un influyente morenista , con lo que logró pasar la aduana….Ni quien lo dude, entre adictos y rateros te veas. Escríbanos a [email protected] [email protected] www.formato7.com/columnistas

¿Tienes algo que decir? Te leemos con mucho gusto.