MORENA VA POR TODO

DE FRENTE Y DE PERFIL

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

Las cuestiones electorales del dos de junio aparentan ser fáciles para MORENA en los principales estados con procesos electorales.

Baja California y Puebla, son las dos únicas entidades en las que se realizará la elección de gobernador, en una será ordinaria y en la otra corresponde a extraordinaria.

Una por celebrarse el ritual sexenal y la otra por la muerte de quien había sido electa por los ciudadanos.

Ambas fueron ganadas en las urnas por candidatos de Acción Nacional y hoy ese partido se ve relegado, al tiempo que MORENA se presenta como la opción más sólida.

En Baja California se sabe que el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional será el senador con licencia Jaime Bonilla, mientras que en Puebla se analiza cuál de los contendientes llevará los colores de MORENA.

Con todo y ello, las encuestas poblanas apuntan hacia la amplia posibilidad de que el candidato de MORENA ganará, sin importar quien sea.

Puebla se convirtió en todo un atractivo político, toda vez que sus comicios fueron fuertemente impugnados por quien, es casi seguro, se convertirá nuevamente en candidato, Luis Miguel Barbosa, quien trató de forzar resultados con diversos recursos, hasta que el Tribunal Electoral ratificó la victoria del panismo y su candidata Martha Erika Alonso.

La muerte de Alonso puso a Barbosa nuevamente en el camino de la competencia, con un agregado, que sin importar el nombre del candidato, MORENA arrancará como favorito y por amplio margen.

Puebla fue un todo un fenómeno electoral el pasado mes de julio, cuando el candidato presidencial de MORENA, sus candidatos a diputados federales, locales y los postulados en los principales ayuntamientos, ganaron, aunque al final se perdió el gobierno del estado, algo que para muchos resultó inusitado e increíble.

Bajo el férreo control del ex gobernador Rafael Moreno Valle, se considera imposible que un ajeno al PAN logrará ganar los comicios para gobernador, por lo que ante su ausencia se hace sumamente factible que un opositor gane los comicios.

En Baja California, las cosas parecen más sencillas, ya que MORENA arrasó en los comicios federales del pasado mes de julio, siendo uno de los triunfadores, Jaime Bonilla, quien ganó la senaduría de mayoría y ahora competirá como candidato a gobernador.

Aquí los electores parecen cansados de los gobiernos panistas, donde no han observado grandes avances, después de 30 años de mandatos panistas.

En esta entidad se espera el término de la era panista y el advenimiento de la izquierda que ya en 1988 había mostrado su fuerza en la entidad.

Algo que llama la atención es que Puebla, siendo una entidad sin grandes problemas electorales ni políticos verá desfilar en tan solo tres años a seis gobernantes: Rafael Moreno Valle que terminaba su gestión, José Antonio (Tony) Gali que fue electo por dos años, Martha Erika Alonso que falleció a 10 de haber tomado posesión, Jesús Rodríguez Almeida en funciones de interino y Guillermo Pacheco Pulido, designado para entregar el mando a quien gane los comicios del dos de junio.

Email:[email protected]

¿Tienes algo que decir? Te leemos con mucho gusto.