La capital del secuestro

APUNTES
Manuel Rosete Chávez

“Frustrante que se sugiera enjuiciar moralmente a los expresidentes”
El señor Lopitos

La capital del secuestro

El informe de la asociación Alto al Secuestro, que coloca al estado de Veracruz en el primer lugar en la comisión de este delito, no tiene nada que ver con la realidad. Es cierto, Veracruz vive la peor crisis de seguridad en toda su historia. Los demonios se soltaron; es el precio que hay que pagar por derrotar a un junior de los Yunes en las urnas electorales; se trata de una campaña de desprestigio contra el gobierno, para tratar de evidenciar sus enormes deficiencias y desconocimiento de lo que significa gobernar; los delincuentes encontraron en Veracruz el paraíso porque no hay policía que prevenga sus acciones y menos autoridad que castigue a los responsables, quien sabe; pero ya lo hemos dicho, no solo el sur de Veracruz o el centro o el norte, Xalapa, la capital del estado, vive en el terror, todas las familias –de recursos, de la llamada medianía y hasta humildes–, temen por la seguridad de los suyos cuando tienen que salir de sus hogares a trabajar, a la escuela o a cumplir con algún compromiso.
¿Pasear, disfrutar de los parques, ir a un centro de reunión? ¡Ni madres!, eso ha pasado a la historia del Xalapa que nos han robado los delincuentes.
Lo que la asociación Alto al Secuestro informó, hace unos días y que el gobernador trató de desmentir, fue que durante los dos primeros meses de la administración de Andrés Manuel López Obrador, el secuestro aumentó 49.6%, siendo Veracruz el estado que ocupa el primer lugar en este delito.
La activista Isabel Miranda de Wallace informó que, en enero, en comparación con diciembre de 2018, los secuestros aumentaron 49.6 por ciento. “Por desgracia, no hay buenas noticias, es algo que ni yo esperaba. Nos están presentando en los reportes que hay un repunte de 49.6 por ciento en los delitos de secuestro en enero, comparado con diciembre de 2018″.
Recalcó que en el caso de Veracruz es una cosa escandalosa lo que está sucediendo con el tema del delito de secuestro; tuvo el primer lugar en números absolutos, es decir, tuvo 51 secuestros en enero y el primer lugar por cada 100 mil habitantes.
Le sigue el Estado de México con 26 y la Ciudad de México con 23. Mientras, Aguascalientes, Baja California, Campeche Coahuila Nayarit y Sinaloa son los estados que no reportan secuestros.
Miranda de Wallace insistió en que dicha situación debería llamar la atención al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, a quien “le hemos estado insistiendo en que deben de dejarse de discursos y enfocarse en el tema; la gente ya está desesperada”.
Miranda de Wallace pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador se encargue de este problema tan grave que tenemos, ya que la población está pidiendo a gritos el apoyo.
Y para muestra de lo que dice la señora Miranda de Wallace, que no tiene que ver nada con la realidad porque no contabiliza los secuestros que no son denunciados por temor, porque se pagó el rescate y la amenaza de que no se dé parte a las autoridades so pena de regresar y sacrificar a toda la familia, que son los más, esos no entran en la cuenta.
Y para muestra, un botón. Ayer, por la mañana, en pleno centro de la ciudad, a una cuadra del palacio de gobierno y de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública, fue secuestrada una mujer cuando salía de su trabajo en la zona centro; los captores se comunicaron con la familia para pedir una fuerte cantidad de dinero como pago de rescate.
Se trata de Margarita L. S., de 49 años de edad, quien a decir de su familia fue privada de su libertad cuando salía de su trabajo en el Casino Español, ubicado en la calle Gutiérrez Zamora, y se dirigía a su domicilio, en la zona de Loma Alta el Infonavit.
Los familiares de Margarita comenzaron desde temprano a difundir la foto de la mujer para que usuarios en redes sociales apoyen a dar con su paradero, siendo horas más tarde que se confirmaba que se trataba de un secuestro. Pasadas las 10 de la mañana, parientes de la mujer recibieron una llamada del supuesto secuestrador.
En la llamada que quedó grabada para efectos de respaldo de escucha que a insultos exigen a la familia cientos de miles de pesos para dejar ir a Margarita.
La persona al teléfono, usando palabras altisonantes, le dice a la familia que no llamen “a la policía, la Fiscalía, a los federales, con todos ellos tenemos contacto”.
Y en términos de credibilidad, los ciudadanos creemos más en lo que afirman los delincuentes que en lo que dicen los políticos, o quienes conducen los destinos de Veracruz, porque mientras entre ellos se pelean por hacerse o quedarse al frente de la Fiscalía del Estado, la institución encargada de procurar justicia, que no lo hace, los ciudadanos seguimos a merced de la delincuencia que goza de protección e impunidad.

Ineptos pero incondicionales

Desde nuestro punto de vista, Denise Dresser es en la actualidad la periodista con más autoridad moral para opinar sobre los temas de política nacional que hay en el país; ella obtuvo la licenciatura en relaciones internacionales en el Colegio de México, y la maestría y el doctorado en ciencias políticas en la Universidad de Princeton. Es especialista en ciencias políticas y es profesora en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) donde ha impartido cursos de política comparada y política mexicana contemporánea desde 1991.
Denise Dreseer es autora de numerosos artículos sobre política mexicana contemporánea y las relaciones entre México-Estados Unidos, así como ganadora en 2009 del Premio Nacional de Periodismo en la categoría de mejor artículo de fondo por “Carta abierta a Carlos Slim”, junto con la periodista Carmen Aristegui y el escritor Carlos Monsiváis. El premio es entregado anualmente por el Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo, “bajo las premisas de autonomía, independencia, imparcialidad, pluralidad y responsabilidad”.
Hace unos días acaba de publicar un interesante artículo sobre el morenismo, o el fenómeno de Andrés Manuel López Obrador en la presidencia, el cual compartimos por considerar de interés nacional. Con los puntos de vista de Denise coincidimos muchos mexicanos:
“Todos callados. Todos disciplinados. Todos, soldados y adelitas del Presidente, escuchando sin cuestionar, oyendo sin chistar, marchando al ritmo del tambor mañanero. Así son las reuniones del gabinete de Andrés Manuel López Obrador. Así son sus juntas de trabajo: el Presidente propone y su equipo dispone. Da una orden y quienes lo rodean la acatan sin preguntar si viola la ley, cumple con la Constitución, es una mala política pública o tendrá efectos contraproducentes para el país. En este gobierno no parece haber deliberación; ha sido sustituida por la sumisión. Lo que se precia no es la preparación sino la lealtad, lo que se valúa no es el conocimiento sino la afinidad ideológica. La voluntad para no tener voluntad. La conversión de los colaboradores en una colección de “Yes men”. Los que siempre dicen sí.
“Sí a la guerra declarada contra los expertos, los analistas, los técnicos, los posgrados, las universidades privadas, el mérito, los datos, la evidencia. Sí a la guerra contra el “expertise”. Mientras más educación tengas, más fifí eres. Mientras más experiencia poseas, más corrupto debes haber sido. Mientras más grados acumules, más daño le has hecho a México. Todos los días, desde el púlpito presidencial y desde las dependencias oficiales se manda un mensaje de menosprecio, un dictamen de desprecio, una plétora de prejuicios. Los que se fueron a entrenar al extranjero regresaron con malas mañas. Los que tienen mayor preparación son quienes produjeron la expoliación. Si te preparaste para servir o analizar o educar o hacer investigación en tu país no serás aplaudido; serás colocado en el banquillo de los acusados. Serás crucificado en la plaza pública como miembro de alguna “mafia”: científica, social, universitaria, política. La 4T no trata de componer o mejorar a la administración pública. Trata de purgarla. Satanizarla primero para doblegarla después.
“La lógica es evidente: sustituyamos a los que creemos corruptos o fifís, por los que sabemos son ineptos pero incondicionales. Por eso la baja calidad de las ternas que Rocío Nahle envió para ser comisionados de la Comisión Reguladora de Energía y el ridículo que hicieron. Por eso los currículums irrisorios de nuevos nombramientos en el Conacyt, y la falta de preparación que evidenciaron. Por eso la falta de destreza de los directivos de Pemex que fueron a presentar el plan de negocios a Nueva York, y las críticas lapidarias que recibieron. Este gobierno despide a “neoliberales” y contrata a leales; echa a los que saben demasiado y recluta a los que no saben suficiente. El criterio para la contratación no es la capacidad sino la recomendación; no es el grado académico estipulado por la ley sino el apoyo político exigido por el Presidente. No se trata de volver más funcional y eficiente al Estado sino de colonizarlo con los suyos.
“En general, encuentro poco útiles las comparaciones entre México y Venezuela, entre AMLO y Chávez; me parecen simplistas y catastrofistas. Pero la crisis allá debería alertar sobre lo que podría pasar acá: el vínculo entre la poca preparación del gobierno y la mala administración de la economía; los costos de menospreciar a profesionistas y encumbrar a improvisados. La debacle económica venezolana tiene poco que ver con el socialismo y mucho que ver con el amiguismo. El gobierno se fue apropiando de un sector económico tras otro, despidiendo a los técnicos e incorporando a los devotos; sacando a los expertos y designando a los fieles. Apóstoles que no argumentan; se hincan. Soldados que no discrepan; siguen órdenes.
“Órdenes como la de comprar pipas en Estados Unidos sin importar el precio, la normatividad o el costo de largo plazo. Órdenes como la de proseguir con los planes para Pemex -incluyendo la refinería de Dos Bocas- aunque amenacen las finanzas públicas. Órdenes presidenciales basadas en diagnósticos mal hechos, o prejuicios enraizados, o inexperiencia técnica, o información incompleta porque nadie pudo o quiso o tuvo el valor de proveerla. Ese es el resultado de “limpiar” al gobierno, con la intención de controlarlo en vez de mejorarlo. Ese es el resultado de reemplazar a los capaces por los manipulables, por los sumisos. Un gobierno que corre el riesgo de tomar malas decisiones, una y otra vez, porque como lo advertía Patton: ‘si todos están pensando lo mismo, significa que alguien no está pensando’”.

REFLEXIÓN

Lo más seguro es que los morenistas pierdan hoy por no tener 34 votos para reventar al Fiscal; pero los que vendieron su voto por cinco millones de pesos que les pagó Gonzalo Guizar Valladares, a nombre de Miguel Ángel Yunes Linares, que vayan pensando en qué los invierten porque otra elección u otra pluri no la logran ni yendo a bailar a Chalma. Debut y despedida, qué triste papel de quienes se dicen políticos. Escríbanos a [email protected] [email protected]www.formato7.com/columnistas

¿Tienes algo que decir? Te leemos con mucho gusto.