IQC contamina aunque lo nieguen

Álamo, Ver.- Pobladores de la localidad La Tortuga dieron a conocer que luego de que hace poco más de una semana la juguera IQCitrus descargara sus desechos al estero que proviene de Agua Nacida y envenenara el agua, matando a miles de peces, no logró sobrevivir ninguna de las especies que habían repoblado el afluente, causando un daño ecológico.

Habitantes de la zona señalaron que luego de que las lluvias que acompañaron el ingreso de los frentes fríos lograran ligeramente la recuperación en los niveles del río y de los arroyos, las especies endémicas de peces como “cholotes”, “huevinas”, robaletes y tilapias, habían retornado al arroyo, pero debido a las descargas vertidas por la juguera Internacional Química del Cobre, la contaminación mató en pocos días a miles de peces y a otras especies acuáticas.

Pues hasta el momento el agua aún permanece turbia pero sin evidentes rastros de peces, ya que el envenenamiento del agua se registró desde la localidad Agua Nacida, donde se ubica la planta de IQC, hasta la desembocadura del arroyo, en el río Pantepec.

Y a pesar de que los representantes de la IQC, Gustavo Azúa y Claudia “N”, negaron a los pobladores de La Tortuga que la juguera estuviera vertiendo sus desechos al afluente, las imágenes que llegaron a esta redacción demuestran todo lo contrario, en ellas se puede observar cómo el agua residual de su fosa de oxidación es vertida al arroyo mediante mangueras por personal de la IQC.

Por lo que sólo queda esperar los resultados que arrojen los muestreos realizados por los inspectores de la Procuraduría Estatal de Protección del Medio Ambiente (PMA) al agua del afluente, para determinar el tipo de contaminante que intoxicó el agua y aplicar las sanciones correspondientes a quien resulte responsable por haber causad este ecocidio.

¿Tienes algo que decir? Te leemos con mucho gusto.