FRANCISCO TOLENTINO RUIZ IMPIDE QUE SE ENGRAVEN CALLES EN PUEBLO NUEVO, DICE QUE NO QUIERE NADA DEL GOBIERNO MUNICIPAL Y QUE LOS EJIDATARIOS HARÁN ESOS TRABAJOS

*Con la maquinaría paralizada, con calles convertidas en lodazales, las  familias pobres angustiadas, observaron impotentes la suspensión de la obra pública.

*A pesar de que el comisariado les dijo a las familias que hablaría con ellas, pasaron horas y horas sin que fueran recibidas.

Francisco Tolentino Ruiz comisariado ejidal de Pueblo Nuevo, impidió que camiones cargados con grava fueran depositados en las calles a engravarse y ante la escasez del material, los operadores de la maquinaria (moto conformadora y vibro compactadora) tuvieron que detener los trabajos, ante la angustia de las familias beneficiadas que observaron con angustia, como la prepotencia del sujeto se anteponía al progreso de las colonias proletarias de esa comunidad.

Los habitantes de esas calles acudieron ante el  comisariado ejidal para pedirle explicaciones, encontrándolo presidiendo una reunión con los ejidatarios y les dijeron que a las once de la mañana, recibirían a una comisión y sin embargo, a las dos de la tarde aún no eran recibidos.

 Graciela Franco Reyes presidenta de la Asociación de Padres de Familia de la Escuela Enrique C. Rébsamen y presidenta de obra pública en Pueblo Nuevo, sostuvo que al paralizar la obra pública en Pueblo Nuevo el comisariado ejidal vociferó: ¡Aquí no queremos la obra de Jorge Vera Hernández, nosotros los ejidatarios nos encargaremos de engravar!

“Las lluvias de los últimos días han ocasionado que  las calles a engravarse se encuentren intransitables, los carros se quedan atascados, los vecinos pasan penurias al transitar por los lodazales, mientras que la maquinaria está secuestrada por una persona insensible que irracionalmente les niega el progreso a los habitantes más pobres de Pueblo Nuevo, exclamó iracundo un vecino inconforme con lodo más allá de lo tobillos.

A las diez de la mañana en el interior de auditorio ejidal, algunas personas ingresaron con tamales al declararse un receso y los vecinos recibieron el comunicado de Francisco Tolentino Ruiz en el sentido de que serían recibidos a las once, sin embargo las horas pasaron sin que el encuentro pudiera darse.

Los vecinos iracundos, al observar el desdén del comisario ejidal indicaron que habrán de buscarse otras instancias para resolver ese problema ya que resulta injusto que un hombre que vive en área urbanizada, no permita que tengamos nuestras calles aptas para el tránsito de personas y vehículos.

¿Tienes algo que decir? Te leemos con mucho gusto.