Casa de Cultura Patuy Kuxi


TEPETOTOTL

Por Fernando Hernández Flores

Que un municipio retome lo que es suyo, lo que le pertenece, lo que le permite darle una identidad y una razón de ser, es digno de reconocimiento. Es así que, en días pasados, en la ciudad donde la mazorca tierna embellece al pabellón verde del Totonacapan, Jilotepec, se inauguró la Casa de Cultura “Patuy Kuxi”, que significa “Dos Mazorcas”, en el idioma totonaco. De acuerdo a los informantes de Tlacolulan, Jilotepec se fundó por el año 980.

En el marco del año internacional de las lenguas indígenas promovido por la Unesco y con motivo de las festividades a la Virgen de la Asunción, el ayuntamiento de Jilotepec a través de su comuna realizó un acto conmemorativo, abriendo las puertas de un espacio apropiado para la cultura, el arte, la educación, la música, las letras, entre otras disciplinas.

El presidente municipal, Sergio Fernández Lara mencionó que: “Son estos majestuosos suelos quienes nos compartes sus vestigios históricos, arqueológicos y culturales; desde las raíces olmecas, mayas, totonacas, toltecas y mexicas. Son ellos, quienes nos legaron la herencia de un ayer que se resiste a morir. Hoy rescatamos un pasado glorioso al inaugurar la Casa de Cultura Patuy Kuxi, dándole prioridad al idioma totonaco.” Posteriormente, Fernández Lara destacó que Patuy Kuxi: “Representa la dualidad de lo divino, lo sagrado, lo místico; la unión del hombre y la mujer, el día y la noche, la vida y la muerte, la luz y la oscuridad, lo blanco y lo negro, el amor y el odio, lo bueno y lo malo, lo que le da sentido a la vida misma en la tierra…”

Es el maíz, símbolo fundamental para diversas culturas de esta nación. Por lo tanto, no es fortuito que Jilotepec, que es el cerro de los jilotes, vuelva hacia sus orígenes. Los pueblos originarios veneraban a Chalchiuhtlicue (diosa de las aguas y esposa de Tláloc) y a Xilonen (diosa del maíz y pareja de Centeotl). Hoy se requiere del agua y del maíz, ambas son esenciales en nuestra alimentación y subsistencia. Se debe cuidar el agua y promover la siembra del maíz en sus diferentes colores y sabores. Por lo tanto, Sergio Fernández  considera que, “Patuy Kuxi son las dos mazorcas que se unen y enlazan a todo un pueblo descendiente el Totonacapan.” Que por lo siguiente va más allá, es un mensaje para que otros municipios y lugares, vuelvan la mirada a lo que tienen, poseen y pueden darle voz y rostro desde su originalidad. “¡Kinchiká´n qa´t! ¡Nuestra casa es grande!”.

La Casa de Cultura Patuy Kuxi cuenta con dos aulas y un auditorio que llevan los nombres de un maestro fundador del Telebachillerato, otro de la Escuela Primaria Carlos A. Carrillo y el auditorio de la Lic. María de Lourdes Lara López. Entre baile y música ejecutada con las jaranas, recorrido por las pinturas que realizaron los estudiantes, la exposición de fotografías históricas y la muestra del traje típico. La poetisa y declamadora internacional Ely Núñez compartió dos poemas del poeta, maestro, orador, político y destacado cordobés Ángel Núñez Beltrán, quien fue docente fundador de la Primaria Carlos A. Carrillo. En la Casa de Cultura Patuy Kuxi de Jilotepec se impulsan los valores, las tradiciones, las costumbres, así como diferentes actividades.

Paxkatkatsini (Gracias)

[email protected]

twitter @tepetototl


¿Tienes algo que decir? Te leemos con mucho gusto.