Bebé al borde de la muerte por descuido de sus padres

Álamo, Ver.- La tarde de este sábado, un bebé de apenas año y medio estuvo a punto de perder la vida por ahogamiento, luego de que sus padres lo descuidaran por unos minutos y el menor cayera de cabeza en el interior de una cubeta llena de agua, el niño recibió atención médica de forma oportuna y milagrosamente logró sobrevivir.

Testigos del suceso dieron a conocer que el padre del niño, de ocupación chofer de autobús, se encontraba estacionado sobre la calle Niño Perdido, hasta donde había transportado a un grupo de personas a un evento, acompañándolo su mujer y el bebé; pero durante la espera les dio hambre, por lo que la mujer salió a comprar unas tortas para comer, dejando al bebé al cuidado de su marido.

Fue al retornar al autobús cuando la madre encontró al bebé sumergido de cabeza dentro de la cubeta, siendo hasta ese omento cuando el padre se percató de la situación, por lo que intentaron darle respiración artificial dirigiéndose de inmediato a la clínica de la Cruz Roja, pero al no encontrar un médico decidieron trasladar al menor al hospital general, quien ya presentaba desvanecimiento del cuerpecito y un color morado en el rostro.

Por fortuna, el menor recibió atención médica de manera oportuna, reaccionando favorablemente para alivio de sus padres, quienes por culpa de un descuido estuvieron a punto de perder a su bebé, quedando este caso como un llamado de atención para todos los padres de familia y que por ningún motivo dejen sin atención a sus menores, pues las desgracias pueden ocurrir de un momento a otro.

¿Tienes algo que decir? Te leemos con mucho gusto.